"COMO AYUDAR A MARIEL,LA NIÑA ROBOT"
 “Yo soy biónica, Mari, la niña biónica”, presumió Mariel, una pequeñita de nueve años, luego de que una barda que le cayó encima durante el sismo del 19 de septiembre pasado la mantuvo en coma cinco días, le fracturó la pelvis y le lesionó el intestino, pero fuerte, como de acero, sobrevivió.
Mariel despertó apenas por unos instantes en un helicóptero cuando era trasladada de urgencia a un hospital.

“Cuando aparecí, aparecí en un helicóptero, estaba mi mamá conmigo y me dijo llorando ‘resiste, Mari, resiste´, porque pensaba que yo ya no iba a vivir”, contó la pequeña.
En otro helicóptero iba Toño, su hermano, con una fractura expuesta en el pie izquierdo,  acompañado por su papá Jorge Ramos.
 le cayó una barda yA sus 13 años, a él, que estaba consciente, le tocó ver una ciudad en colapso.

“Veía cómo salía el polvo de los derrumbes, muy muy feo, era aterrador. Todo lo veía como apagándose y prendiéndose”, explicó.
Mariel y Toño fueron alcanzados por una barda que colapsó en el patio comunitario de los departamentos donde vivían en la colonia Santa María Aztahuacan,  en Iztapalapa, que ahora deberán ser derrumbados.

“Salimos corriendo hacia el patio y de repente nada más vi cómo a mi hermana le cayó el muro totalmente encima y sonó ¡pum!, y mi papá empezó a gritar desesperadamente: ´Mariel está muerta, está muerta´, y en medio de eso vi que ya se estaba empezando a derrumbar la parte  donde iba con mi mamá, y mi primera reacción fue empujarla  atrás de mí e intentar saltar, pero en un instante ya nada más vi un montón de piedras encima de mi pie”, narró Toño.