CONSEJOS BASICOS PARA DISMINUIR LA FIEBRE



La fiebre no representa una enfermedad en sí misma, sino un síntoma de una enfermedad subyacente.



Ahora bien, una vez que se instaló en tu cuerpo: ¿qué es lo que deberías hacer si la fiebre es demasiado alta?

Febrícula, fiebre y fiebre extrema.

Existe una parte del cerebro llamada «hipotálamo» que controla la temperatura corporal y la mantiene siempre dentro de los 36 y 36.5 ºC.




Cuando la fiebre asciende a los 37 ºC, hablamos de febrícula y cuando la temperatura supera los 37.5 ºC, hablamos de fiebre. Esta puede llegar incluso a superar los 40 ºC, situación en la que resulta vital tener extremo cuidado.

Principales causas

Las infecciones del oído, de los pulmones, de la piel, de la garganta, de la vejiga o de alguno de los riñones

Los efectos secundarios de los medicamentos
El cáncer
Las vacunas
Los coágulos de sangre
Las enfermedades autoinmunes como el lupus, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria del intestino
Algunos trastornos hormonales como el hipertiroidismo
El consumo de drogas ilegales tales como las anfetaminas y la cocaína.






¿Qué hacer cuando la fiebre es extrema?

1. Lo primero que debes hacer es consultar a tu médico para identificar la causa real de tu ascenso de temperatura.

2. Si el médico lo aprueba, puedes consumir acetominofeno o iburofeno, según las indicaciones del envase. Recuerda que no es recomendable que un menor de 18 años consuma aspirinas.

3. Aplica un paño mojado en agua tibia para aliviar la fiebre nunca lo hagas con agua fría o con alcohol.

4. Vístete con ropa ligera y si tienes escalofríos tápate con una manta extra hasta que desaparezcan.

5. Bebe agua para evitar la deshidratación.




Entonces, el primer paso que debes dar es contactarte con tu médico. Solo con su conocimiento podrás identificar la causa de tu fiebre y recibir el mejor tratamiento para reponerte cuanto antes.